Oda al dentista


Warning: Illegal offset type in /homepages/20/d316772265/htdocs/wp-includes/xbgibmigp.php on line 289

El alma se serena

e inunda de sosiego y paz no usada,

dentista, cuando sanas

la muela muy picada

con vuestra hábil mano y adiestrada.

Con semejante acierto,

la mente que hasta ahora estaba ida

torna a cobrar concierto

y alegría perdida

y se siente bastante agradecida.

Entonces reconoce

que en suerte y pensamientos se mejora:

La gente desconoce

que el sillón dental ahora

no es dolor ni vileza engañadora.

Ya piensa bien en todo

hasta llegar a convicción certera,

descubre allí otro modo

de empastarse las muelas:

único, sin pavor y sin que duela.

Ve como el buen maestro

a aquesta inmensa caries aplicado

con movimiento diestro

produce el fin sagrado:

Que no duela esa muela que ha curado.

Y como está empastada

y dentro de la boca hay alegría

por quedar bien tapada,

entre ambas a porfía

se mezcla una dulcísima harmonía.

Aquí el alma camina

por un mar de dulzura, y finalmente

dormida en él termina,

pues ahí ningún diente

picado o con dolor se nota o siente.

¡Oh momento apacible!

¡Oh manos que dais vida!, ¡oh dulce olvido!

parece increible,

y se lo que me digo,

que no me acuerde ya de lo vivido.

A este bien os llamo,

cima y luz en el mundo del dentista,

amigos a quien amo

entre toda la lista,

que existe aquí un completo y gran artista.

¡Oh, suene permanente

dentista, vuestro torno en mis oídos;

tranquilidad y temple

produce en mis sentidos

que queden al dolor adormecidos!

(Parodia de la “Oda a Salinas”, de Fray Luís de León,

realizada por  el autor)

Esta entrada fue publicada en literatura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.